#CostaRica 🇨🇷 #ArtículosBDS: Reflexiones sobre el impacto de la libertad sindical en las relaciones laborales

SQ 2020_Mesa
 
En la práctica hemos observado la forma que la relación entre patronos del sector privado y sindicatos ha aumentado. La razón es muy sencilla: Los derechos laborales colectivos, libertad sindical, negociación colectiva y huelga no solo deben entenderse como derechos fundamentales, sino que, con la vigencia de la Reforma Procesal Laboral se generaron cambios de relevancia en favor de su ejercicio.
 
Con vista en los cambios introducidos por la Reforma Procesal Laboral, es más factible que los trabajadores busquen una afiliación sindical para aquellos casos en donde se quiera defender o mejorar derechos laborales individuales o bien colectivos dentro de una relación de empleo. Esto obliga a que los patronos conozcan: 1) Cuáles son los derechos y deberes de los trabajadores en cuanto a afiliaciones sindicales, 2) Cuáles son los derechos y los deberes de los sindicatos como organizaciones representantes de trabajadores, y 3) Cuáles son los derechos y deberes del patrono ante este tipo de organización y frente a trabajadores sindicalizados y sus dirigentes.

El trabajador sindicalizado no se diferencia del trabajador no afiliado a una organización sindical más allá del ejercicio de asociación a una determinada organización. Sin embargo, debido a la legislación vigente en materia de regulación por discriminación, incluyéndose incluso como prohibición expresa la afiliación sindical, se debe evitar en caer en cualquier actuación que pueda ser considerada discriminatoria contra el personal sindicalizado.

Al respecto hay que considerar que los trabajadores pueden ser afiliados o bien ostentar la condición de dirigente sindical. La diferencia es clave para efectos de determinar la aplicación del fuero de protección, el cual cubre únicamente a los dirigentes sindicales. El dirigente sindical al tener un fuero de protección sindical, en caso de que requiera ser despedido por justa causa, necesariamente debe acudirse al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social a fin de solicitar la respectiva autorización. No obstante, existe una laguna o vacío legal para aquellos casos donde no exista una causal de despido por la comisión de una falta grave pero que amerita el ejercicio del libre despido, por ejemplo, el cierre de un departamento sin posibilidad de reubicación o el cierre total de la empresa.

Asimismo, no hay regulación con relación a lo que se conoce como una filial sindical, lo cual se puede entender como una especie de “sucursal” de un sindicato mayor, sea nacional o industrial, por ejemplo. Esto además le resta claridad en cuanto a la determinación de los representantes o delegados sindicales, tanto en quienes pueden ostentar dicha condición, así como la cantidad a considerar con relación a la población sindicalizada.

Colaboración de nuestro socio:
Ronald Gutiérrez / rgutierrez@bdsasesores.com
Este y otros artículos los puede encontrar en la página de elempleo.com del periódico La Nación: Tendencias laborales
Schedule a meeting